Una de las últimas fincas que aún se pueden cultivar en Colònia de Sant Pere.

Desde la propiedad se tiene unas vistas completas al mar sobre la bahía de Alcúdia. La puesta de sol es espectacular, a pocos pasos se llega directamente a la playa.

Colònia de Sant Pere pertenece al municipio de Artà, muy tranquila y con un puerto deportivo y su paseo marítimo.

En la propiedad se puede construir una edificación de aproximadamente 350m2.

La propiedad está muy cerca del mar. Desde aquí se disfruta de unas vistas inmejorables al mar hasta la Tramuntana.